En el año 1992 con espíritu emprendedor, Carlos María Luna, supo leer en el mercado la demanda de servicios forestales. Así inicia Luna Maderas, una empresa que solo contaba con servicios forestales, elaborando madera en rollos para exportación.

A principios de 1993, tan solo un año más tarde de su fundación, la empresa que los contrataba cierra sus puertas, dejando a Luna Maderas sin clientes. Lo que nos lleva a dar el primer paso de esta gran empresa: comprar una forestación de eucaliptos implantados para su procesado y su posterior comercialización con aserraderos de la zona.

Se trabaja de manera continua y conjunta durante algunos años, durante este período incorporan su primer maquinaria para extracción y carga de madera en rollos que hasta ese momento se hacía de forma manual.

Paso a paso la empresa fue creciendo y se extendió a procesar forestaciones en la zona de Colón, Concordia, Federación, Pedernal y Monte Caseros (Corrientes).

A mediados de 1995 surge la crisis del Tequila en México lo que provoco la caída de las exportaciones de madera en rollos por lo que Luna Maderas decide integrarse con un aserradero de la zona el cual nos permitió penetrar en el mercado interno de tablas, tirantes y listones hasta el año 1999.

Durante este período la empresa decide tomar otro rumbo con la idea clara de brindar el mejor servicio y calidad posibles. Llevándonos a un salto de promoción. Esta vez con la decisión de que para brindar la mejor satisfacción en este rubro no podíamos terciarizar nuestros servicios.

Se decide construir nuestro propio aserradero, lo cual nos permitió introducirnos en el mercado de listonería con un mejor servicio a nuestros clientes hasta finales del año 2001 cuando comienza la crisis en Argentina.

En el año 2002 Luna Maderas decide reinventarse y comienza a producir sus pallets. En principio no fue tarea sencilla, ya que los pallets que producíamos no se vendían por la crisis económica.

Carlos Luna CEO de la empresa lleva a cabo una estrategia de venta que resulta exitosa. La empresa comienza a comercializar sus pallets a cambio de ladrillos cerámicos de la empresa Cerámica Cormela, quien fue nuestro primer cliente de pallets. Esto nos permitió optimizar la logística y abaratar los costos, lo que nos llevo a distribuir ladrillos en toda la provincia de Entre Ríos y parte de Corrientes.

Durante el 2003 la empresa continúa creciendo y captando nuevos clientes hasta llegar a un punto en que la demanda superaba nuestra filosofía de brindar el mejor servicio y rápidamente decidimos integrarnos con un transportista para desarrollar una empresa de logística en transporte.

Lo que provocó una importante mejora en el servicio a todos nuestros clientes. Es decir que Luna Maderas a partir de este año cuenta con todo lo necesario para llevar a cabo el proceso forestal, fabricación y transporte de todos sus productos y servicios de manera autónoma.

En el año 2005 dado el impresionante crecimiento de la empresa decidimos integrar a nuestro equipo un aserradero instalado en Corrientes, el cual nos aseguraba un stock permanente que nos permitió cumplir en servicio y calidad con nuestros clientes.

En el 2006 el equipo de trabajo crece con la incorporación de Carlos Miguel Luna, hijo de Carlos Luna. Quién se hará cargo de toda el área forestal de la empresa hasta el día de hoy.

En el año 2008 se fundan las primeras oficinas y el departamento comercial de Luna Maderas para un mejor funcionamiento y rendimiento de la empresa.

En el año 2010 se incorpora el mayor de los hijos de Carlos Luna, Claudio Luna quien se hace cargo de la fábrica de pallets hasta el año 2014 cuando decide retirarse para iniciar su propio emprendimiento, continuando con la labor, su padre.

Desde entonces Luna Maderas toma una posición más que relevante en el mercado interno, llegando a distintos puntos del país donde la industria requiere servicio y calidad.

El éxito se alcanza cuando logras una dinámica inspirada por la pasión, para nosotros la dinámica no es solo acerca de maderas, es vivir el ayer, el hoy, pensando en el mañana.